Nadar con tu bebé

Una de las principales preocupaciones de las madres y los padres de los recién nacidos es cuando el bebé tiene que aprender a nadar, y más aún si se tiene interés en nadar con tu bebe. Los principales temores son las posibles enfermedades respiratorias e infecciones que pueden coger debido al agua, así como la posible perforación de la membrana del oído debido a las inmersiones.

¿Es bueno para el bebé?

La realidad es que si el ambiente está controlado con una buena temperatura sin bacterias en la atmósfera y con unos niveles de cloro y de productos adecuados, los podiatras recomiendan someter a los bebés en un ambiente acuático. La natación y todo lo que se puede realizar en éste ambiente resulta muy interesante para el desarrollo físico y psicológico del bebe.

Es totalmente falso el mito de que un recién nacido no puede estar dentro del agua hasta los tres años. A través del agua los niños pueden crear nuevas redes neuronales así como mejorar considerablemente su desarrollo físico, muscular y de crecimiento. Neurológicamente está demostrado que los niños que han realizado prácticas en el agua siendo aún bebés sostienen la cabeza antes así como llegan a gatear más pronto que los que no.

Desde el punto de vista fisiológico esta práctica ofrece la posibilidad de que el bebé, despliegue toda la fisiología tanto del sistema respiratorio como circulatorio. También favorece mucho que sus pulmones aumenten su capacidad metiendo más aire y consiguiendo así una mayor captación de oxígeno.

 Beneficios de nadar con tu bebe

  • Un enriquecimiento de la noción del cuerpo y sus posibilidades de movimiento para relacionarse consigo mismo con el medio y con los demás.
  • Se promueve  la importancia de reconocer el proceso de desarrollo intelectual, psicomotriz, social y afectivo de los padres para relacionarse favorablemente con su bebé.
  • Se fortalece la salud del bebé así como sus sistemas nervioso, inmunológico y locomotor además de sus aparatos digestivos y respiratorio.

La gran mayoría de las madres que realizan ésta práctica, reconocen el rato que se pasa  en la piscina como un tiempo de calidad muy importante, tanto para ellos como para sus hijo. Muchas madres y padres ven en ese rato como uno de los mejores momentos para relacionarse con su hijo.

Si tienes un bebé y estás interesado en saber si en la piscina de tu zona realizan alguna práctica de éste tipo, solo tienes que llamar e infórmate utilizando nuestra guía de piscinas municipales en Madrid.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *